Tatuaje de Cigueña

86 / 100

¿Estas pensando colocarte un tatuaje de cigüeña? debes saber que la Cigüeña es considerado un pájaro portador de buenos deseos, es esperado y respetado en todas las latitudes, aunque en el Antiguo Testamento se lo consideraba un animal impuro.

Los romanos lo colocaron bajo la protección de Juno y le atribuyeron un significado asociado a la indulgencia y la compasión, quizás porque la cigüeña alimenta y cuida a sus progenitores cuando envejecen. También se le atribuyó un simbolismo emblemático vinculado a los viajes largos.

Debido a su prolongada vida, en los países del Este de Europa la cigüeña simboliza vitalidad y lucidez desde hace mucho tiempo.

Tatuaje de Cigueña
@mahony_tattoo

Algunas creencias de los pueblos antiguos lo consideraban como un oponente del maligno, ya que extermina a las serpientes y parásitos que viven en el barro que atrae las almas de los muertos. Precisamente por eso, la cigüeña es considerada un ave rica en simbolismos ligados a los espíritus.

Los pueblos árabes celebraron la llegada de la cigüeña, que coincidió con el final de la temporada invernal, y le atribuyen un sentido alegre, de hecho la cigüeña es portadora de alegría.

Suele asociarse a la sabiduría y lucidez del conocimiento que se ejerce con la reflexión filosófica, quizás por el hecho de que durante el descanso mantiene una postura serena y relajada aunque se apoye en una sola pierna.

 

Significado corto del tatuaje de la cigüeña

Un tatuaje que representa una cigüeña significa protección de la casa de los desastres y la adversidad, estabilidad, prosperidad, castidad, fe, peregrinaje, lucha contra el mal, prosperidad y tranquilidad en el hogar, bondad, suerte, maternidad, lealtad a los padres, felicidad, primavera, cambio.

Según una antigua leyenda, el Todopoderoso dijo una vez al hijo de Eva que sumergiera un saco en el mar. Pero el hijo, por su curiosidad, abrió la bolsa.

A partir de ella, gusanos, serpientes y sapos empezaron a extenderse por todo el mundo.

Dios decidió castigar al hombre convirtiéndolo en una cigüeña y ordenándole que limpiara la tierra durante el resto de su vida.

La cigüeña es venerada por el hombre como guardiana del hogar. Las cigüeñas no temen a las personas, se instalan en sus nidos en las copas de los árboles cercanos a las casas y vuelven cada año al mismo lugar, simbolizando la constancia y la felicidad familiar, la protección y el patrocinio.

La casa, cerca de la cual se instala la cigüeña, vivirá en la prosperidad y el bienestar. Como la encargada del hogar suele ser una mujer capaz de crear calor y comodidad en la casa, es importante que esa ama de casa tenga un guardián que traiga bondad y suerte a la familia.

La cigüeña en los dibujos de la antigüedad significa el amuleto con significado positivo. El tatuaje en este caso no es una excepción: una cigüeña se diseca como protección contra los problemas y la desgracia. Como las cigüeñas comen serpientes, ratones y ranas, se cree que exterminan el mal y luchan contra lo maligno, su imagen, un signo seguro de pureza.

Los mitos de la antigua Grecia y la antigua Roma llamaban a la cigüeña el ave sagrada de Hera (Juno), símbolo de la maternidad. Por eso, en muchas leyendas, es la cigüeña la que trae al recién nacido a la casa.

Como símbolo del cristianismo, la cigüeña se considera un símbolo de pureza y sinceridad. En la ortodoxia creen que cuando la cigüeña levanta el pico hacia el cielo y emite un sonido débilmente audible, invoca al Todopoderoso.

Por eso la Iglesia identifica a la cigüeña con la pureza y la fe. En Europa del Este, la cigüeña simboliza la peregrinación: la justa alada, corre hacia Tierra Santa.

Como la cigüeña puede permanecer sobre una pata durante mucho tiempo sin moverse, los taoístas ven en ella un signo de contemplación y meditación, así como de inmortalidad, y los chinos, un símbolo de una vida exitosa y una vejez dorada.

En los antiguos imperios, la cigüeña significaba la devoción por los niños, ya que las crías de cigüeña siempre acudían en ayuda de sus viejos padres: les llevaban comida, les cepillaban las plumas, les cuidaban. Por ejemplo, en la antigua Roma existía una “ley de la cigüeña” que obligaba a cuidar de sus padres ancianos.

Aunque la cigüeña es un signo solar, el elemento agua no le es ajeno en absoluto. Cuenta la leyenda que las cigüeñas encuentran a los bebés en las aguas de la creación cuando buscan sustento.

Así, el tatuaje de la cigüeña es un diseño elegante y simbólico en el cuerpo. Significa la vida misma, la aparición en el mundo, la maternidad. Este signo atraerá sin duda la buena suerte para su propietario. La cigüeña: la encarnación de la primavera, la novedad, el cambio. Un tatuaje así servirá como una especie de amuleto, que traerá salud, prosperidad y una vida larga y feliz.

Tatuaje de Cigüeña y Recién Nacido

 

Tatuaje de Cigueña en Realismo

 

Tatuaje de Cigüeña a Color

 

Tatuaje de Cigüeña en Negro y Gris

Deja un comentario